PediaNatura

SALUD Y DESARROLLO PERSONAL PARA TODA LA FAMILIA

Terapia Floral y Terapia de Armonización Integral

TERAPIA FLORAL

El embarazo es un estado especial de la mujer en el que hay que hacer frente a muchos cambios, tanto físicos, como emocionales.
La Terapia Floral, junto con la Terapia de Armonización Integral, proporcionan a la mujer gestante grandes beneficios.

– Ayudan a llevar un embarazo consciente, en conexión con la Energía Vital del feto en desarrollo, creando un vínculo madre-hijo muy especial a niveles internos.
– Ayudan a la mujer a adaptarse a los cambios que han de producirse en su propio cuerpo y su vida, asimilando e integrando el proceso vital por el que va a pasar.
– Ayudan a sanar las emociones que durante todo el período de gestación, pueden darse en la mujer gestante, manteniendo un equilibrio emocional en todas las etapas del embarazo.
– Ayudan a llegar al momento del parto con una gran consciencia, libre de miedos, dudas e inseguridades, sintiendo y vibrando con el poder de la naturaleza manifestándose en plenitud.
– En el período del post-parto, ayudan a liberar a la mujer de la ansiedad que genera la llegada del bebé, aportando paz, calma, serenidad y potenciando la confianza de la madre en su propia capacidad.

Una circunstancia difícil en el que éstas dos terapias resultan muy beneficiosas, es en el caso de embarazos que no han podido llegar a término, ayudando y acompañando en el proceso del duelo, sanando la energía del útero, así como un amplio abanico de emociones que puede generar la mujer. Emociones como la culpa, la ansiedad, el miedo a que vuelva a suceder…. Sanan y ayudan a la recuperación tanto física como emocional.

En el caso de los bebés y niños, la terapia floral trabaja de una manera muy especial, ya que el sistema energético de estos pequeños maestros, en su mayoría están libres de bloqueos, por lo que las flores trabajan de una manera más directa y efectiva.

– Ayudan a sanar en bebés el trastorno del sueño cambiado, regulando su ciclo circadiano.
– Ayudan a aliviar el llamado cólico del lactante, sanando aquellas emociones que hayan podido dar lugar a este trastorno, aportando bienestar al bebé.
– Ayudan a la adaptación del bebé al “nuevo mundo”, sanando el proceso en casos de partos en algunos casos traumáticos o difíciles.

Cuando el bebé pasa a la etapa de niño, tanto la terapia floral como la terapia de armonización integral, ayudan a que crezcan con un sistema emocional sano, potenciando la confianza en ellos mismos y en sus capacidades, liberándolos de los miedos que pueden surgir en distintas etapas de su crecimiento y desarrollo.
Mejoran la capacidad de concentración en el colegio y los libera de la ansiedad de las responsabilidades que suelen contraer en este período.

Cualquiera que sea el problema que presente un niño, sanando el origen emocional que lo creó, tenemos una gran probabilidad de sanación, indistintamente de la edad del pequeño.

Anuncios

Sígueme en Twitter

Follow PediaNatura on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: