PediaNatura

SALUD Y DESARROLLO PERSONAL PARA TODA LA FAMILIA

Reiki para embarazadas, bebés y niños

reiki

El Reiki potencia la capacidad autosanadora del organismo equilibrando y restaurando sus niveles energéticos. Reiki es energía amorosa, respetuosa e inteligente que armoniza el cuerpo físico, la mente, las emociones y el espíritu. No es necesario padecer alguna dolencia física o estar experimentando un momento de crisis personal para recibir Reiki. Muchas personas reciben una sesión quincenal o mensual de Reiki para “mantenerse” en forma energéticamente hablando.

A nivel orgánico:
-Aumenta las defensas
-Elimina toxinas
-Fortalece el sistema inmunológico
-Alivia o reduce los dolores, ya sea de dolencias comunes (cefaleas, menstruación…) como de aquellas más importantes (artrosis, fibromialgia…).
-Acelera el período de cicatrización de heridas y de unión de huesos rotos, por lo que se recomienda en los postoperatorios.
-Reduce los efectos secundarios de ciertos tratamientos médicos como la quimioterapia y la radioterapia.

A nivel mental y emocional:
-Ayuda a relajarse y a controlar el estrés y la ansiedad. Ayuda en momentos depresivos o pesimistas, en duelos, dificultades para conciliar el sueño, etc.
-Incrementa la conciencia intuitiva
-Favorece la creatividad
-Aumenta la capacidad de concentración
-Favorece que sentimientos ocultos afloren, liberándose así bloqueos energéticos.
-Favorece la toma de conciencia de nuestras propias capacidades. Nos ayuda a saber quiénes somos realmente.
-Nos conecta con nuestro verdadero yo y nos hace sentirnos más felices y equilibrados.

Observaciones:
-Debe ser usado como terapia complementaria, pues no sustituye sino que complementa a la medicina alopática, disminuyendo los efectos secundarios de los medicamentos o tratamientos.

-El Reiki, a veces, provoca “crisis curativas”. Son una buena señal de que se están moviendo estructuras mentales, viejas creencias limitantes o emociones que dejamos aparcadas en el pasado. Reiki te ayuda a superarlas y comprenderlas. Significa, esencialmente, que estás “limpiando” todo lo que necesita ser liberado.
Reiki y Embarazo 
El Reiki es seguro en todas las etapas del embarazo así como en la preconcepción y en el postparto.
Recibir Reiki durante el embarazo es una garantía de equilibrio emocional y físico tanto para la madre como para el niño. El Reiki no tiene efectos secundarios, no puede dañar.
En las primeras etapas del embarazo mejora el sueño, alivia el estrés, las náuseas, el miedo, los cambios corporales, dolores lumbares, dolores de cabeza, ansiedad y todo tipo de síntomas desagradables que pueden aparecer en este período. El Reiki restablece la salud y el equilibrio de la madre y el bebé.

Reiki y los niños

El Reiki para niños no tiene contraindicaciones y sirve como complemento perfecto para tratamientos de la medicina tradicional que se estén tratando en ese momento. Al estar libres de prejuicio, dejan fluir la energía Reiki naturalmente, sin impedimentos y sin bloqueos.
Ayuda a superar la falta de motivación, concentración y atención, la timidez, la hiperactividad, la tristeza, la rabia, la ansiedad y el estrés, el asco, la falta de apetito, los problemas de sueño,  etc.
El Reiki beneficia mucho a los niños hipersensibles. Los “empodera” porque los conecta con la verdadera esencia de su ser. A veces nuestros hijos se sienten “distintos” del resto de sus hermanos, primos o compañeros de clase. No saben cómo encajar sus capacidades y su manera de sentir el mundo en una sociedad que aún no está preparada para acompañar a los niños evolucionados que viven en las familias de hoy.
En toda sesión con niños menores se estará en compañía de un adulto. En la adolescencia es distinto, ya que en esta edad son ellos los que suelen preferir que nadie esté presente en la sesión. Se están reafirmando y esta actitud es beneficiosa para ellos.

Reiki para bebés
Cuando se trata de bebés o de niños de corta edad es necesario adaptar las sesiones de acuerdo a su capacidad para quedarse quietos mientras se les imponen las manos. Es mejor que estén dormidos, para que estén más relajados.
En el caso de los bebés notarán mucha mejoría los que sufran cólico del lactante, inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc.

Anuncios

Sígueme en Twitter

Follow PediaNatura on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: